LOS OLVIDOS ESPONTÁNEOS, ¿SON PARA PREOCUPARSE?

LOS OLVIDOS ESPONTÁNEOS, ¿SON PARA PREOCUPARSE?

Alguna vez te ha sucedido que sientes como si se te “bajara el Switch” de esta maravillosa maquina llamada cerebro, y que por lo tanto en algún momento del día y como si se tratase de una broma esta bajada de Switch te sucede en los momentos mas cruciales de tu día, aquellos en los que necesitas ya sea reaccionar, recordar, analizar, o ubicar rápidamente algo o a alguien.

Es importante por ello tener en cuenta que necesitamos derribar mitos alrededor de las demencias y de como estas se desarrollan o no en nuestro cerebro.

El término mayormente utilizado para referirse a personas mayores es incorrecto.

Desde hace un tiempo se ha desechado por considerar que es más una etiqueta hacia la vejez que una referencia a las demencias.

Se trata de la Demencia Senil, en muchas ocasiones confundida con una de las demencias más comunes que es el Alzheimer.

Pero en este articulo no nos centraremos del todo a las demencias, si no a los olvidos espontáneos, eso que muchas veces hemos sentido que nos pasó en nuestra vida diaria y que puede preocuparnos o ponernos a pensar que “tal vez tengamos Alzheimer”.

¿Por qué ocurren estos olvidos?

Lo mismo sucede con nuestro cerebro, si en nuestro día habitual sufrimos un episodio de estrés, tristeza, pánico o alguna emoción negativa nos bloquea el cerebro a modo de “defensa” ocasionando que se nos presenten estos olvido espontáneos.

De ahí que si nos sentimos en un estado alterado nuestro cerebro nos jugara un mal rato.

Debes de tomar en cuenta que ciertos olvidos como el ¿Dónde dejamos la llaves? No recordar el nombre de amistades de hace años o el ¿A qué venia a la cocina?

Pueden considerarse normales si estas pasando por alguna situación de las ya mencionadas anteriormente, esto no quiere decir que ya tengamos demencia.

Si estos olvidos están siendo frecuentemente en nuestro día a día, es necesario que pidas ayuda de un profesional, para que este te haga una serie de evaluaciones para identificar la causa de estos olvidos.

Esto no es un proceso normal del envejecimiento.

Por ello te invitamos a que realices ejercicios de estimulación o entrenamiento cognitivo, para fortalecer a nuestro cerebro.

En estos últimos días he estado utilizando un material que me parece novedoso y que permite desafiar tu cerebro con distintas actividades que van desde lo sencillo a lo complejo.

Lo mejor de este manual es que sirve como una herramienta para poner a trabajar y entrenar nuestro cerebro, se llama Memorándote y puedes adquirirlo a un precio accesible y lo mejor de todo es que a la comunidad de Longevitta le están ofreciendo un descuento.

Para más información sobre el manual y los amigos de Memorándote consulta su pagina y menciona que vienes de parte de #ComunidadLongevitta https://www.facebook.com/Memorandote-103198438125414/

“Aprende algo diferente cada día y desafía tu cerebro” Memorándote, 2020

 

Por: Erick Ángeles Preciado.

Licenciado en Gerontología.

Locutor de Conectando tu Vejez.

e.angerontologia@gmail.com