viernes, abril 19, 2024
Aprendizaje y Vida Social

Errores que debes evitar si vas solo al cajero

Todos aquellos que acudimos al cajero automático corremos diferentes riesgos antes, durante e incluso después de nuestras operaciones, desde que el cajero no nos entrega el efectivo hasta un asalto fuera del banco.

Ahora bien, no es sorpresa de nadie que lamentablemente las personas adultas mayores tienden a convertirse en las principales víctimas de varios de estos riesgos, ya sea por no dominar el uso del cajero, problemas audiovisuales, problemas para recordar sus claves o bien por pedir ayuda a un desconocido.

Por lo anterior, si eres adulto mayor o conocer a alguien que sí lo sea te brindaremos algunas recomendaciones que no debes pasar desapercibidas y sobre todo ¡compartirla a quien consideres le será de utilidad!

  1.  Antes de acudir al banco o cajero, identifica en dónde vas llevarás el dinero o tarjeta, por ejemplo si es una bolsa del pantalon
    pantalón, abrigo o sweater asegúrate tenga cierre y se encuentre en buenas condiciones.
  2. Investiga qué cajero se encuentra cerca de ti, recuerda que aunque no sea del mismo banco de tu tarjeta puedes retirar de cajeros de otros bancos, la comisión oscila entre los 10 a 50 pesos.
  3. Preferentemente acude acompañado.
  4. Antes de pasar al cajero, evita sacar dinero o tu tarjeta, te sugerimos hacerlo cuando estés frente a el.
  5. Analiza el entorno, y continuamente asegúrate que nadie te sigue o te vigila sospechosamente.
  6. En caso de pedir ayuda, puedes solicitar apoyo del personal del banco, quienes solo se encuentran en el horario laboral correspondiente del banco.
  7. Mientras estés colocando tu clave o NIP, el monto a retirar o a pagar, evita decirlo en voz alta.
  8. Solo solicita apoyo de personas en las que confíes, y en caso de que sea un desconocido trata de no dar más información de la necesaria.
  9. En caso de retirar dinero del cajero, ¡evita contarlo!, sobre todo si se trata de grandes cantidades.
  10. Cuando te retires del cajero, verifica nuevamente si alguien te sigue o te observa.


Además de las anteriores recomendaciones te compartimos algunas otras por parte de la Guía «las finanzas personales no tienen edad» del INAPAM.

Comenta si te gustó el artículo y no olvides seguirnos en nuestras diferentes redes sociales para más consejos.