sábado, marzo 2, 2024
Alimentación

¡Sanar mediante alimentos es posible!

La diabetes es una enfermedad que impide al organismo utilizar correctamente la energía de los alimentos. Y aparece cuando el páncreas no produce insulina o si produce insulina, el organismo no es capaz de utilizarla y es necesario un tratamiento específico.

Una parte crucial es cuidar la alimentación, ya que los alimentos que elegimos tienen un impacto directo sobre las concentraciones de glucosa en la sangre.

Si padeces diabetes, recuerda que no tienen que dejar de comer alimentos ricos en carbohidratos, aquí importa la calidad de los alimentos, escoger carbohidratos complejos que sean ricos en fibra y puedan ayudarte a controlar tus niveles de glucosa para evitar picos en la glucosa. Para eso tienes opciones como la avena en hojuelas, el pan de caja integral, pastas y arroz integrales, amaranto, tortilla de maíz, tortilla de nopal, preferir frutas enteras en lugar de jugos, incluir verduras frescas en tus comidas, yogurt bajo en grasa, leche baja en grasas (si no hay intolerancia a la lactosa), este tipo de alimentos son de excelente calidad y pueden formar parte de tu dieta saludable.

El azúcar blanco o azúcar morena, miel, mermeladas, es preferible eliminarlas o reducir lo más que se pueda su consumo. Puedes endulzar con otros edulcorantes naturales como lo es la stevia, recuerda que para que sea de buena calidad el polvo de la stevia debe ser de color verde o bien si es en versión liquida el único ingrediente debe ser extracto de hoja de stevia, también puedes endulzar de forma natural con la fruta e irte adaptando a disminuir el sabor muy dulce al cual estamos acostumbrados.

Por otro lado el azúcar puede estar oculto en ciertos productos industrializados, podemos aprender a identificarlo y siempre revisar la lista de ingredientes, checa que tus productos no contengan los siguientes nombres sinónimos de azúcar: jarabe de fructosa, jarabe de maíz, jarabe de agave, azúcar invertida, sacarosa, dextrosa, maltodextrina, sucrosa, fructosa, glucosa, melaza, caramelo, piloncillo, almidón de maíz modificado.

Respecto a la sal, lo ideal es que se reduzca su consumo, intentar no agregar la sal a los platillos, y para disfrutar las especias naturales, reemplaza la sal por laurel, por tomillo, comino, ajo en polvo, pimienta, albahaca, romero etc, no solo te encantara en los platillos si no que tendrás un beneficio cardiovascular

Lo primordial es que tu alimentación sea sana, rica y balanceada, comer suficiente es importante para poder tener la energía necesaria para realizar todas tus actividades.

Al igual que las dietas de otras personas que no padecen diabetes, un plan de nutrición para tratar diabetes debe suministrar una serie de vitaminas y minerales para que el organismo funcione de forma saludable.

No olvides que es igual de importante el ejercicio ya que es vital para complementar tu tratamiento nutricional. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda realizar actividad física por lo menos 30 minutos diarios.

Espero que estas recomendaciones generales sean de tu ayuda, los tratamientos deben ser 100% individualizados.

También te puede interesar:

5 lecciones que nos deja la vejez de nuestros padres