Por su alto valor nutricional, las uvas son el mejor regalo de año nuevo para el cuerpo humano

Comer uvas durante los últimos segundos del año, al compás de las 12 campanadas, es una tradición. Pero su consumo va más allá de los deseos: por su alto valor nutricional, son el mejor regalo de año nuevo para el cuerpo humano, indicó José Francisco Montiel Sosa.

El académico y secretario general de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la UNAM detalló que son un alimento ideal”, las uvas contienen antioxidantes e importantes valores nutricionales, tanto frescas como procesadas:

  • limpian las arterias
  • protegen el corazón
  • son ricas en vitaminas, minerales y ácido fólico
  • además de ser regeneradoras

También son ricas en:

  • vitaminas A, C, E, B1, B2, B3 y B6
  • minerales como calcio, fósforo, sodio, potasio, hierro, cobre, magnesio y zinc
  • ácido fólico, glucosa y fructuosa

En la FES Cuautitlán contamos con un área donde analizamos frutas y hortalizas. Nos dedicamos a estudios moleculares aplicados a los alimentos, y ahora, con el etiquetado de alimentos, trabajamos con técnicas moleculares para saber si son alterados o tienen modificación genética”, explicó.

Producción

Según las más recientes cifras oficiales (2017), el consumo nacional de uvas alcanza las dos cientas setenta y conco mil toneladas métricas; la producción de México es de 351 mil toneladas, y la exportación de 157 mil, siendo Estados Unidos el principal comprador.

México exporta, pero también importa este producto, sobre todo de Sudamérica, Chile y Estados Unidos.

En México

  • Sesenta y tres por ciento de las uvas se destina a consumo en fresco
  • Veinticuatro punto cuatro a la elaboración de vinos y jugos
  • Doce punto seis por ciento restante se deshidrata

Aquí su uso es básicamente como uva de mesa, pero a nivel industrial ha crecido su manejo para la elaboración de vino. Además de Sonora, que produce aproximadamente setenta por ciento de la uva y representa el ochenta y ocho por ciento de las exportaciones, está Baja California y Zacatecas, donde se destina, en su mayoría, a la producción de variantes de vino”, refirió José Francisco Montiel.

Vitis Vinífera

La vid (Vitis vinífera) es una de las plantas con mayor antigüedad de cultivo. Su consumo fresco o procesado (pasas, jugos, mermeladas y vinos) es requerido en todas las mesas, desde las más modestas, hasta los grandes banquetes, dijo.

La vitivinicultura fue trascendente en el Imperio Romano, sus frutos utilizados en ceremonias religiosas, y sus derivados citados en obras literarias, incluso en la Biblia. Se cree que fue traída a América por Cristóbal Colón, en el siglo XV.

La uva emerge de una liana que se enrosca en busca de luz. A las uvas agrupadas se les conoce como racimos, los racimos en conjunto forman vides, y a varios de éstos se les denominan viñedos. Hay de colores, desde el verde limón hasta el rojo solferino.