Calidad de la dieta y riesgo de fragilidad en adultos mayores

Una deficiente calidad de la dieta en general se relacionó con un mayor riesgo de volverse frágil en un estudio de adultos mayores residentes en los Estados Unidos, publicado en el Journal of the American Geriatric Society. La calidad de la dieta en general parece ser más importante que la ingesta de proteínas para lograr un menor riesgo de fragilidad.

Fragilidad

Dados los componentes de la fragilidad (es decir, pérdida de peso, debilidad, agotamiento, lentitud e inactividad física), La dieta se considera un determinante importante de su desarrollo.

Durante 4 años de seguimiento, 277 de los 2154 participantes, que tenían entre 70 y 81 años y se caracterizaron como “robustos” o “prefrágiles” al inicio del estudio, desarrollaron fragilidad.

En el primer seguimiento del estudio de ingesta alimentaria se evaluó con un cuestionario de frecuencia de alimentos. Los indicadores de calidad de la dieta incluyen el Índice de alimentación saludable (categorizado como pobre, medio y bueno); la ingesta de energía y la ingesta de proteínas. El estado de fragilidad se determinó utilizando el fenotipo de fragilidad de 5 componentes de Fried y se clasificó en:

  • robusto” (0 componentes presentes),
  • prefragilidad” (1 – 2 componentes presentes)
  • frágil” (3‐5 componentes presentes).

Las dietas de calidad baja y media se asociaron con un 92% y un 40% más de incidencia de fragilidad. Esto en comparación con las dietas de buena calidad, respectivamente. No se observó asociación para la ingesta de proteínas.

Conclusión

El papel de los nutrientes individuales como la proteína en el desarrollo de la fragilidad no se comprende completamente y definitivamente se necesita más investigación. Sin embargo, este estudio contribuye a la idea predominante de todos modo la calidad general es importante“, dijo la autora principal Linda Hengeveld, de la Vrije Universiteit Amsterdam, en los Países Bajos.

El estudio concluye que pobre dieta general más pobre y una menor ingesta de proteínas vegetales, pueden aumentar el riesgo de ser frágil en la vejez.