Como inspirar a adultos mayores a usar monitores de actividad física para aprovechar todo su potencial y mejorar la salud

Los investigadores de la Universidad Estatal de Michigan realizaron una encuesta a adultos mayores de sesenta y cinco años para explorar los factores asociados con el uso a largo plazo (más de seis meses) de monitores de actividad que se usan como accesorios.

Para los adultos mayores, los monitores de actividad pueden ser regalos populares, pero no se pueden usar por mucho tiempo.

Si bien parece ser contradictorio, el participar en la competencia con familiares y amigos disminuye las probabilidades de uso a largo plazo entre los adultos mayores. Esto es porque tal vez sienten que no es motivante, según un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Michigan.

Otros factores como: querer perder peso; volverse más activo; y controlar la salud tampoco parecen influir en la duración del uso. Pero la sabiduría tecnológica sí.

Para los adultos mayores, la motivación se trata de la asociación y la colaboración, como caminar juntos“, dijo Anastasia Kononova, profesora asistente de publicidad, que participó en el equipo de investigación. “Se trata de estar activos juntos, no competir“.

Entro los factores que los investigadores observaron:

  • Patrones de uso
  • Factores socioeconómicos
  • Estado de salud
  • Niveles de actividad

Específicamente, el estudio, publicado en la revista Telemedicine and e-HEALTH, descubrió que es probable que los adultos mayores usen monitores de actividad por más tiempo si usan una variedad más amplia de funciones para rastrear sus niveles de salud y actividad. Ejemplos de estas funciones incluyen entre otros:

  • Seguimiento de las calorías quemadas
  • Distancia
  • Frecuencia cardíaca
  • Estado de ánimo
  • Tiempo de sueño
  • Número de pasos

Otros factores que determinan el uso a largo plazo:

  • Ser mujer
  • Estar bien educado
  • Vestirse todos los días
  • Hacer ejercicio regularmente
  • No tener condiciones de salud crónicas

Lecciones aprendidas

Para empezar, los fabricantes deben incorporar actividades específicas para una población mayor, que practican por ejemplo natación y jardinería, en los monitores, dijo Kononova. Y, como los usuarios más jóvenes, la apariencia física de los rastreadores es importante, por lo que algo grande y voluminoso no funciona.

Los monitores de actividad que se usan como accesorios tienen el potencial de mejorar la salud de los adultos mayores, sin embargo, muchos no los usan a largo plazo“, dijo Lin Li, un candidato a doctorado que estudia salud y tecnología, quien dirigió el estudio. “Entonces, queríamos ver cómo podríamos involucrar a los adultos mayores en el uso de monitores, al tiempo que ayudamos a los investigadores y a la industria a comprender mejor a esta población, donde los monitores de actividad son benéficos pero están siendo subutilizados“.