viernes, junio 14, 2024
Salud

Rutina de marcha y equilibrio para pacientes con Parkinson

Conforme progresa la enfermedad de Parkinson (EP), los pacientes van experimentando una serie de cambios que repercuten considerablemente en su vida diaria.

Una de las principales alteraciones que se manifiestan en los pacientes con EP está relacionado a la marcha y equilibrio, distinguiéndose por:

  • Temblor en miembros inferiores o superiores que dificultan la marcha.
  • El equilibrio se vuelve menos automático
  • Dificultad al iniciar la marcha.
  • Bloqueos durante la marcha, el paciente lo refiere como sensación de “pies pegados al suelo”
  • Marcha lenta.
  • Piernas ligeramente flexionadas.
  • Disminución del braceo.
  • Entre otros.

Lo anterior, aumenta considerablemente su riesgo de caídas, aislamiento por temor a caer, cansancio físico, inseguridad, e incluso dependencia.

Lamentablemente aún no hay cura para esta enfermedad, pero sí existen diferentes opciones para controlar varios síntomas y evitar un desarrollo acelerado de la enfermedad. Además, la buena noticia son los casos de éxito respecto a la intervención de rehabilitación física en pacientes con EP, que en muchos de los casos se ha logrado disminuir significativamente alteraciones en la marcha y equilibrio.

Por esta razón, si eres un paciente con EP o conoces a alguien, te queremos compartir esta rutina de ejercicios que nuestra gerontóloga Jazmin Camacho nos ha preparado:

Antes de iniciar, te sugerimos:

  • Visita a tu médico especialista, gerontólogo o fisioterapeuta para conocer tu grado de afección y encontrar un plan ideal para ti.
  • Usar ropa cómoda.
  • Apoyarte de una silla o mueble si te sientes inseguro.
  • Usar zapato antiderrapantes.
  • Preferentemente, estar acompañado de alguien.
  • Realiza una rutina de calentamiento.

 

Y recuerda: Para notar cambios se  requiere persistencia y paciencia.

¿Estas list@?

EJERCICIO 1 . MARCHA EN UN MISMO PUNTO

El paciente deberá marchar sobre un mismo punto.

Asegurarse que la altura de las rodillas sea sobre el nivel de la cadera.

Hacer el ejercicio durante 1 minuto.

Opcional, señala el punto donde deberá permanecer el paciente.

EJERCICIO 2. UN PIE DETRÁS DEL OTRO

Sobre una superficie despejada de 3-4 metros aproximadamente, el paciente deberá caminar lentamente  intentando colocar un pie detrás del otro.

Si al realizarlo el paciente presenta dificultad para mantener el equilibrio, es opcional dejar un distancia de entre 3-5 cm entre cada pie hasta lograr encontrar su punto de equilibrio.

Al llegar al punto final deberá girar y regresar al punto inicial de la misma manera o bien implementar el ejercicio 3.

Realizarlo durante 2-5 minutos.

EJERCICIO 3. CAMINAR HACIA ATRÁS

Sobre una superficie despejada de 3-4 metros aproximadamente, el paciente deberá caminar hacia atrás.

Se sugiere hacerlo lento y  cuidando la altura del paso.

Al llegar al punto final deberá girar y regresar al punto inicial de la misma manera o bien implementar el ejercicio 4. 

Realizarlo durante 2-5 minutos.

ADEMÁS DE ESTOS EJERCICIOS:

Te recomendamos incorporar rutinas de yoga, natación, ejercicios de fuerza, boxeo, Tai Chi o baile.

 

Elaborado por Jazmín Camacho | Gerontóloga