Personas que viven con el VIH tienen mayor riesgo de padecer enfermedades relacionadas con envejecimiento

La primera revisión a gran escala sobre los resultados de salud de las personas que viven con el VIH descubrió que este grupo tiene un mayor riesgo de contraer padecimientos y enfermedades específicas. Algunas de las cuales se asocian más comúnmente con el envejecimiento.

La revisión general, dirigida por académicos de la Anglia Ruskin University (ARU, Universidad Anglia Ruskin en Cambridge y la Universidad Médica de Viena, combinó datos de 20 estudios observacionales separados y examinó 55 enfermedades diferentes.

Riesgos más elevados

En el artículo “Human Immunodeficiency Virus Infection and Diverse Physical Health Outcomes: An Umbrella Review of Meta-analyses of Observational Studies“; (Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana y diversos resultados de salud física: una revisión general de los metanálisis de los estudios observacionales); publicado el 11 de agosto de 2019 en la revista Clinical Infectious Diseases; se encontró que las personas que viven con el VIH tienen un riesgo significativamente elevado de:

  • enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y tos,
  • enfermedades cardíacas
  • mortalidad por embarazo
  • sepsis
  • anemia
  • y fracturas óseas

Aunque la cantidad de personas que contraen el VIH está disminuyendo, aproximadamente 1.8 millones de personas se infectan cada año y el VIH sigue siendo uno de los principales problemas de salud del mundo.

En los últimos años, las personas que viven con el VIH se han beneficiado de un mejor acceso al tratamiento antirretroviral. Sin embargo, el aumento de la esperanza de vida; y una inmunidad más baja han significado niveles más altos de comorbilidad. Las personas que viven con el VIH también tienen más probabilidades de sufrir otras enfermedades.

La mayor prevalencia de enfermedades asociadas a la edad puede explicarse por la inmunodeficiencia persistente y la inflamación relacionada con el VIH. También hay efectos adversos asociados con el tratamiento antirretroviral.

Estudios anteriores también han sugerido que las personas que viven con el VIH en los países desarrollados, como población, a menudo exhiben mayores factores de riesgo asociados con enfermedades no relacionadas con el SIDA, como:

  • tabaquismo
  • uso de drogas
  • consumo de alcohol

Hallazgos

El autor principal, el Dr. Lee Smith, lector de actividad física y salud pública en la Anglia Ruskin University (ARU, Universidad Anglia Ruskin), afirma que “Ha habido un cambio importante en la forma en que vemos el VIH. Ya no es una sentencia de muerte sino una enfermedad crónica manejable“.

Al agrupar datos de diferentes estudios, hemos podido demostrar por primera vez que, incluso con el aumento de la esperanza de vida entre las personas que viven con el VIH. Esta población ahora parece verse desproporcionadamente afectada por enfermedades crónicas a menudo atribuibles a problemas de estilo de vida como como el tabaquismo, el consumo de drogas y alcohol, o más comúnmente asociados con una población de edad mayor“.

No podemos decir con certeza cuáles son causadas o exacerbadas por el VIH y su tratamiento; y cuáles están relacionadas con el estilo de vida. Sin embargo; los elevados niveles de riesgo destacados en nuestro estudio deberían conducir a más investigaciones para mejorar tanto la prevención como la detección temprana de estas comorbilidades en personas que viven con el VIH. Los organismos de salud pública de todo el mundo deberían reflexionar sobre estos hallazgos“.