domingo, mayo 19, 2024
NoticiasSalud

Acceso a servicios de viajes compartidos puede ayudar a adultos mayores a reducir su aislamiento social y mejorar su salud

Los investigadores de USC CBC proporcionaron viajes gratuitos e ilimitados en la plataforma Lyft durante tres meses a 150 pacientes mayores con enfermedades crónicas. El objetivo era determinar si un mejor acceso al transporte podría mejorar su acceso a los centros médicos; y reducir su aislamiento social. Los investigadores también querían conocer el impacto general en su salud.

Un mejor acceso a un servicio de transporte compartido podría ayudar a los adultos mayores a cancelar menos citas médicas; así como a reducir su aislamiento social para mejorar su salud en general. Esto de acuerdo al un nuevo estudio «Health Impacts of Unlimited Access to Networked Transportation in Older Adults«; (Impactos en la salud del acceso ilimitado al transporte en red en adultos mayores aislamiento); que fue publicado en el Journal of mHealth por investigadores del Centro de Computación Corporal de la USC (USC CBC ) en la Escuela de Medicina Keck de USC.

Noventa y tres por ciento de los pacientes utilizaron los viajes de Lyft para acceder a la atención médica; un número significativo aprendió a usar aplicaciones de teléfonos inteligentes; y un servicio de conserjería telefónica para hacerlo. Mientras que visitar a sus médicos representaba un tercio de todos los viajes (31%); los adultos mayores utilizaron los viajes restantes para realizar actividades físicas, sociales y de ocio; e informaron que esto mejoraba su calidad de vida diaria percibida (92%).

«El acceso al transporte es más que ir del punto A al punto B; abarca múltiples facetas de la vida humana«, dice Leslie Saxon, MD, directora ejecutiva del Centro de Computación Corporal de la USC e investigadora principal del estudio. «Esta investigación subraya cómo las plataformas de viajes compartidos pueden proporcionar un beneficio significativo para el bienestar de los adultos mayores; permitiéndoles convertirse en participantes activos en su propia atención y en otras áreas de sus vidas«.

Los investigadores concluyeron que, si bien los adultos mayores pueden estar dispuestos; e incluso ser entusiastas de la novedosa tecnología; y motivados para superar las barreras que perturban su propia salud, necesitaban educación y apoyo para tener éxito.

Participantes

En el estudio, participaron 150 pacientes de habla inglesa de Keck Medicine USC. Eran mayores de 60 años (63% mujeres y 54% caucásicos) con enfermedades crónicas y fueron examinados por factores psicológicos para garantizar que el acceso al transporte fuera un factor en las citas perdidas. Los pacientes vivían a una distancia promedio de 20 millas -poco más de 32 kilometros- del Centro Médico Keck de la USC, más del 45% dependía de otros para el transporte.

A los pacientes se les ofrecieron viajes gratuitos a destinos médicos y no médicos durante tres meses y recibieron capacitación personalizada para convocar un viaje desde una aplicación de viaje compartido. También tenían la opción de programar viajes a través de la plataforma de conserjería telefónica de Lyft. A cada participante se le asignó un rastreador de actividad diaria que se llevaba en la muñeca.

Conclusiones

La mayoría de los adultos mayores informaron que el costo era la principal barrera que les impedía continuar usando las acciones compartidas después de que concluyera el estudio. El costo promedio de un mes de viajes ilimitados en Los Ángeles es de US $500. «Debido a que los participantes del estudio expresaron desafíos con los costos asociados con el transporte compartido; nuestros próximos pasos serán comparar los costos a largo plazo del uso de estas aplicaciones para las necesidades de atención médica versus los costos de oportunidad del acceso inconsistente al transporte«, dice Saxon. «Nuestros hallazgos sobre los beneficios para las personas mayores podrían incentivar programas similares a gran escala por parte de las ciudades y las compañías de seguros«.

El estudio fue apoyado por un subsidio de US $ 1 millón de dólares de la Fundación AARP como parte de una colaboración más amplia con UnitedHealthcare. Esto con el fin de abordar las necesidades de las personas mayores. Lyft proporcionó los datos de transporte y transporte, así como la aplicación y la plataforma de conserjería telefónica.

«El acceso a un transporte confiable y asequible es esencial para los adultos mayores«, dice Lisa Marsh Ryerson, presidenta de la Fundación AARP. «Cuando los adultos mayores no pueden acudir a citas médicas o actividades sociales; el efecto negativo sobre el bienestar, ya sea por afecciones médicas no tratadas o falta de interacción social, es enorme. Este estudio destaca la conexión vital entre el buen transporte y una buena salud en nuestras comunidades. Especialmente para personas mayores que ya no pueden conducir«.