La felicidad en la que vivo, documental para reflexionar y hacer visibles a un grupo de adultos mayores invisibles

De manera poética, Carlos Morales quién en 2019 fue galardonado con un Ariel por “Sinfonía de un mar triste“, llega al festival Ambulante en Casa con un estreno mundial el próximo 04 de mayo, en exclusiva para México con “La felicidad en la que vivo“. Nos documenta con un mensaje reflexivo y emotivo alrededor de un sector altamente vulnerable. Es una historia única donde la esencia de su protagonista queda grabada al interior de espacios históricos, para dar como resultado un clóset metafórico.

El documental nos presenta un tema invisible para la sociedad mexicana, con un mensaje esperanzador y emotivo. Este trabajo retrata la vida de Samantha Flores, mujer trans de
la tercera edad que, a sus 84 años y con un elocuente testimonio, sueña con dar cobijo a
otros adultos mayores de la comunidad LGBTTTI+, cuya existencia misma es ajena para
la sociedad.

Busco evocar la reflexión del espectador y visualizar la causa”, señala el director, quien califica su trabajo como festivo.

Por su parte, su protagonista define a quienes hoy busca ayudar: “somos como colibríes, aleteamos muy fuerte para sostenernos”. Y agrega, “el adulto mayor heterosexual es olvidado, abandonado, renegado; pero los ancianos LGBTTTI+ somos invisibles”. La Vida Alegre es la casa de día que hoy Samantha mantiene para dicha comunidad e invita a la audiencia a apoyarla para seguir creciendo.

Con un formato novedoso para su presentación, el corto documental de 11 minutos de duración arranca así con un circuito de festivales nacionales e internacionales que se proyectarán en breve.

Lanzamiento

Para apreciarlo en su lanzamiento, será necesario ingresar a la página de Ambulante en Casa el 4 de mayo de 2020. El acceso es gratuito, previo registro, y estará disponible solo para las primeras mil personas que accedan a él, durante 24 horas. Por último, el director desea agradece el invaluable apoyo de la productora Ni muy muy ni tan tan de Claudia Vicke; y a la agencia de publicidad Herrero por su apoyo a este trabajo cinematográfico. “Gracias a ellos podemos ver el documental y apoyamos a Samantha a ser visible su causa, la cual es inspiración para todos los que tenemos un sueño”, finaliza.