Estudio explica cómo algunos cerebros de adultos mayores disminuyen su capacidad cognitiva antes de que las personas se den cuenta

Un nuevo estudio de la Universidad Johns Hopkins podría explicar por qué algunos adultos mayores sin problemas cognitivos notables tienen más dificultades que las personas más jóvenes para separar información irrelevante; es decir de lo que necesitan saber en un momento determinado.

Los hallazgos ofrecen datos del momento inicial en de lo que sucede en el cerebro cuando las personas jóvenes y mayores intentan acceder a los recuerdos de largo plazo. También podría ser una evidencia sobre por qué las capacidades cognitivas de algunas personas disminuyen con la edad; mientras que otras permanecen agudas.

El desempeño de su tarea puede verse afectado no solo porque no pueden recordarlo; sino porque no puede suprimir otros recuerdos que son irrelevantes“, dijo la autora principal Susan Courtney, neurocientífica cognitiva de Johns Hopkins. “Algunos ‘problemas de memoria’ no son específicamente una cuestión de memoria; sino una cuestión de recuperar la información correcta en el momento adecuado para resolver el problema en cuestión“.

Los hallazgos acaban de publicarse en el artículo “Age-related differences in the structural and effective connectivity of cognitive control: a combined fMRI and DTI study of mental arithmetic“; (Diferencias relacionadas con la edad en la conectividad estructural y efectiva del control cognitivo: un estudio combinado de fMRI y DTI de la aritmética mental) presentado en la revista Neurobiology of Aging.

Tareas de cálculo mental

Los investigadores hicieron que 34 adultos jóvenes (18 a 30); y 34 adultos mayores (65-85) realizaran una tarea de cálculo mental. Esto mientras su actividad cerebral se medía a través de imágenes de resonancia magnética funcional, o fMRI. También se recopilaron otras imágenes para medir la integridad de las conexiones entre las áreas del cerebro llamadas tractos de materia blanca.

La tarea comparó la capacidad de los participantes para inhibir la información irrelevante recuperada automáticamente de la memoria a largo plazo. Se les pidió que indicaran si una solución propuesta para un problema de suma o multiplicación era correcta o no, por ejemplo “8×4 = 12” u “8 + 4 = 32“. Estos ejemplos crearían interferencia ya que los participantes consideraron la respuesta correcta porque, aunque deberían responder “incorrecta“, la solución propuesta parece correcta a primera vista, basada en recuerdos a largo plazo de matemáticas básicas. Esta interferencia no existía cuando se les pedía a los participantes que respondieran con las ecuaciones claramente falsas como “8 x 4 = 22“. Para complicar aún más la tarea; a veces se les pedía a los sujetos que cambiaran a la multiplicación después de ver el símbolo de suma y viceversa.

Resultados

Las personas mayores tardaron una fracción de segundo en contestar las preguntas que los participantes más jóvenes, particularmente cuando hubo interferencia. La diferencia más dramática apareció en los escáneres cerebrales. Las personas mayores que tuvieron más dificultades con la interferencia también tuvieron más activación cerebral frontal que los adultos jóvenes.

Las imágenes del cerebro demostraron que en algunos participantes de edad avanzada, las fibras que conectan el frente y la parte posterior del cerebro parecen haberse dañado con los años. Sin embargo, otras personas mayores tenían fibras similares a los sujetos mucho más jóvenes. Cuanto mayor sea la integridad de estas fibras, mejor será el desempeño de la tarea del participante; dijo el autor principal Thomas Hinault, becario postdoctoral en Johns Hopkins.

Todos los que estudiamos tenían buena memoria funcional, pero aún así vimos diferencias“, dijo Hinault. “Hay tantas interrupciones en el mundo y ser capaz de suprimirlas es crucial para la vida diaria“.

Buenas conexiones entre las redes cerebrales

Los investigadores se sorprendieron al descubrir que durante las partes de la tarea que eran las más difíciles, donde los participantes tenían que cambiar entre multiplicación y suma y se les pedía que agregaran después de ver un signo de multiplicación o viceversa, las personas con las conexiones de fibra cerebral más fuertes contraintuitivamente funcionaban aún mejor. Algo sobre el ejercicio deliberado de la mente de esta manera hizo que las mentes más ágiles lo fueran aún más.

Si tiene buenas conexiones entre las redes cerebrales, eso ayudará“, dijo Courtney. “Si no, tienes interferencia“.