Desarrollan novedoso programa de atención geriátrica para estudiantes de enfermería y mejorar su capacidad de atender a adultos mayores en práctica clínica

Florida todavía tiene una gran necesidad de más enfermeras y se encuentra entre los principales estados de los Estados Unidos que sufre una escasez.

El estado enfrenta a una escasez de enfermeras registradas; lo que podrían paralizar el sistema de atención médica e impactar la atención médica para los residentes de la Florida. Para el año 2030, se estima que 1 de cada 5 personas tendrá 65 años o más, lo que podría complicar la situación.

Retos

Las enfermeras están a la vanguardia de la atención de adultos mayores en una serie de entornos que incluyen entre otros lugares:

  • Centros de enfermería especializada,
  • Hospitales
  • Centros de atención a largo plazo

Es importante destacar es que a medida que la población de estadounidenses de edad avanzada alcance los 83.7 millones para el año 2050, las enfermeras registradas serán fundamentales para su cuidado.

La próxima generación de enfermeras primero necesita las herramientas adecuadas para garantizar que estén preparadas para brindar atención adecuada a la edad y atender las necesidades especializadas de una población de mayor edad. Enseñar a las y los estudiantes de enfermería de pregrado, el cuidado clínico de adultos mayores es complejo y desafiante. Lo que podría resultar que una gran cantidad de estudiantes, centros clínicos limitados y educadores que puedan no estar preparados para enseñar enfermería geriátrica.

Nuevo enfoque curricular

Para abordar estos desafíos, los investigadores de Christine E. Lynn, Facultad de Enfermería de la Florida Atlantic University y Rutgers – La Universidad Estatal de Nueva Jersey, Escuela de Enfermería, Blackwood, desarrollaron y probaron un nuevo enfoque curricular para educar a estudiantes de enfermería de pregrado en atención geriátrica.

Durante una práctica clínica de 7 semanas, usaron 6 tipos de tareas de aprendizaje. Los 124 estudiantes de enfermería participaron en actividades de aprendizaje interactivo de:

  • entrevistas
  • evaluación basada en el rendimiento
  • toma de decisiones clínicas
  • aprendizaje basado en problemas

«Es esencial para los planes de estudios de enfermería de pregrado garantizar que los graduados se desarrollen en competencias para el cuidado de pacientes geriátricos; y estén capacitados para enfrentar los desafíos de un sistema de prestación de atención de salud complejo y dinámico«, dijo Deanna Gray-Miceli, Ph.D., autora principal , profesora asociada en la Facultad de Enfermería de la FAU, y profesora universitaria en el Instituto para la Detección e Integración de Sistemas de Redes de la FAU.

Plan de estudios

El modelo de Gray-Miceli y Catherine Morse, Ed.D., coautora y profesora asistente clínica y directora de programas de la Escuela de Enfermería Blackwood en el Rutgers-The State University de Nueva Jersey, utilizó este programa para enseñar a los estudiantes de enfermería a cuidar a un paciente en función de su capacidad para realizar actividades de la vida diaria.

El plan de estudios comenzó con un recién nacido y terminó con la población geriátrica, enfatizando la capacidad de los pacientes para proporcionar cuidados personales basados ​​en su edad. Los conceptos que subrayaban el ciclo de la vida se integraron en toda la currícula.

Resultados

Los hallazgos de este enfoque, publicados en la revista Nurse Educator, apoyan el uso de tareas de aprendizaje interactivas para aumentar la comprensión, confianza y competencia de las y los estudiantes para realizar una evaluación de un adulto mayor.

Para implementar el nuevo programa, Gray-Miceli y Morse trabajaron con un centro de cuidado a largo plazo de primer nivel que les permitió a los estudiantes rotar en completar sus tareas. Los estudiantes fueron expuestos a:

  • Atención clínica directa y práctica en un centro comunitario para personas mayores
  • Unidad de atención de demencia o entorno de atención aguda,
  • Experiencias clínicas simuladas que tuvieron lugar en un laboratorio.

Los estudiantes participaron en este programa geriátrico intensivo de 7 semanas con sus preceptores clínicos. 3 de las 6 tareas fueron interactivas; una tarea involucró un taller obligatorio de 8 horas.

El taller, fue dedicado a revisar un escenario evolutivo de una persona anciana que recibió servicios para personas mayores de una agencia estatal. Los estudiantes aprendieron sobre:

  • Las reglas para los beneficiarios de Medicare y Medicaid
  • Programas y servicios con financiamiento del estado
  • y acceso a servicios para personas mayores a través de agencias comunitarias.

Percepción de estudiantes

Como resultado de la evaluación del curso los estudiantes evaluaron positivamente el proyecto y las tarea interactivas, la mejor calificada: entrevistar a adultos mayores. En el otro extremo fueron las 8 horas dedicadas a aprender respecto a los servicios disponibles para las personas mayores; consideraron que tenían un valor agregado limitado para su comprensión general del contenido geriátrico.

Finalmente Gray-Miceli, explicó «Sobre la base de estos resultados; creemos que las actividades son experiencias de aprendizaje valiosas para enseñar a estudiantes de enfermería el contenido y las habilidades necesarias para brindar una atención segura, competente y compasiva a la población de pacientes geriátricos«.