lunes, junio 24, 2024
Aprendizaje y Vida Social

Estamos revolucionando la imagen del envejecer

El envejecimiento y la vejez ¡Ya no son como solían ser! La imagen de las personas adultas mayores está cambiando, evolucionando de lo pasivo a lo participativo, de lo excluyente a lo incluyente, y de lo conservador a lo liberador. Imagina el poder de llevar estas transformaciones más allá de las palabras y hacerlas realidad.

Aunque hemos explorado este tema en artículos previos, es crucial no quitar el dedo del renglón y tenerlo presente hasta que se convierta en una nueva norma.

Tomemos el ejemplo del mes de agosto. En sus inicios, el 28 de Agosto se celebraba el «Día de los Abuelos». Pero,  gracias a la persistente reafirmación de que «Ser abuelo no significa ser mayor, y ser mayor no significa ser abuelo», la sociedad se ha dado cuenta de que esta percepción es limitante. Ahora, agosto se ha convertido en el Mes Nacional de las personas adultas mayores, sin restar importancia al Día de los Abuelos.

La transformación que estamos buscando se relaciona directamente con los cambios en el presente.

Por ejemplo:  observamos a más personas mayores activas en lugar de pasivas. Esto significa que demandan más espacios y oportunidades diseñados para ellos. Los eventos para personas mayores han evolucionado, dejando atrás la idea de un espectáculo de 5 minutos para mostrar un talento.

Además, ahora, vemos participación en actividades más diversas, incluso como expositores, emprendedores e invitados especiales, tal como lo ejemplifica el caso de la inspiradora Nena Delgado, a quien hemos tenido el honor de presentar y celebrar.

Considerar que la nueva imagen de las personas mayores abarca más libertades que limitaciones es un pensamiento enriquecedor. Pero, al mismo tiempo, es un desafío para aquellos de nosotros que creamos y desarrollamos actividades, ideas y proyectos destinados a ustedes. Nuestro objetivo es acercarnos y compartir, proporcionando un espacio donde puedan florecer en esta etapa de la vida.

 

El viaje hacia esta redefinición del envejecimiento es emocionante y desafiante.

 

Estamos construyendo un futuro en el que la vitalidad, la participación y la libertad sean los cimientos de esta nueva etapa. Juntos, continuaremos derribando barreras y construyendo puentes hacia un envejecimiento más enriquecedor y gratificante.

 

 

Elaborado por Jazmín Camacho | Gerontóloga