Estudio informa que falta de sueño explica por qué personas pobres padecen más enfermedades cardíacas

El estudio fue parte del proyecto Lifepath y reunió datos de ocho cohortes con un total de ciento once mil dos cientos cinco  participantes de cuatro países europeos.

El sueño insuficiente es una de las razones por las que los grupos desfavorecidos tienen más enfermedades cardíacas. Es el descubrimiento del estudio “The contribution of sleep to social inequalities in cardiovascular disorders: a multi-cohort study“; (La contribución del sueño a las desigualdades sociales en los trastornos cardiovasculares: un estudio de varias cohortes) publicado en Cardiovascular Research, una revista de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC).

Las personas con un nivel socioeconómico más bajo duermen menos por una variedad de razones:

  • Pueden tener varios empleos
  • Trabajar por turnos
  • Vivir en entornos ruidosos
  • Tener mayores niveles de estrés emocional y financiero

Este fue el primer gran estudio basado en la población que examinó si la falta de sueño podría explicar en parte por qué las personas pobres tienen más enfermedades cardíacas. Se encontró que el sueño corto explicaba el 13.4% del vínculo entre la ocupación y la enfermedad coronaria en los hombres.

El autor del estudio, Dusan Petrovic, del Centro Universitario de Medicina General y Salud Pública (unisanté), en Lausana, Suiza, menciona que: “La ausencia de mediación por el sueño corto en las mujeres podría deberse a una relación más débil entre la ocupación y la duración del sueño en comparación con los hombres“.

Las mujeres con un bajo nivel socioeconómico a menudo combinan la tensión física y psicosocial de los trabajos manuales mal pagados con las responsabilidades domésticas y el estrés, lo que afecta negativamente el sueño y sus efectos de restauración de la salud en comparación con los hombres“, dijo.

Dijo: “Se necesitan reformas estructurales en todos los niveles de la sociedad para permitir que las personas duerman más. Por ejemplo, intentar reducir el ruido, que es una fuente importante de trastornos del sueño, con ventanas de doble acristalamiento, limitación del tráfico y no permitir la construcción de casas al lado de aeropuertos o autopistas“.

El estatus socioeconómico se clasificó según la ocupación del padre y la ocupación personal como:

  • bajo
  • medio
  • alto

El historial de enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular se obtuvo de:

  • evaluación clínica
  • registros médicos
  • autoinforme

La duración promedio del sueño fue autoinformada y clasificada como sueño:

  • recomendado o normal de 6 a 8.5 horas
  • corto, seis horas
  • largo más de 8.5 horas por noche

La contribución del sueño insuficiente se investigó utilizando un enfoque estadístico llamado análisis de mediación. En donde se estima la contribución de un factor intermedio (sueño) a una asociación entre la exposición principal (estado socioeconómico) y el resultado principal (enfermedad coronaria o accidente cerebrovascular).