LA REPRESENTACIÓN DE LA VEJEZ COMO PATRIMONIO CULTURAL

Para quienes han visto estas artesanías o para quienes han visitado el estado de Colima es muy sencillo encontrar muchos silogismos respecto al envejecimiento, el más característico de ello y la historia detrás de un legado de la naturaleza es de las historias o versiones de las historias más interesante y dignificadora del envejecer.
El volcán de colima tiene, entre tantos significados uno que en su verso incluye la palabra abuelo. A ese gran coloso aun activo se le suele también acreditar un verso donde la capital, Colima, es un “valle en los brazos del abuelo” y tal vez por ello no solo es majestuoso de ver si no también para muchos respetado y hasta venerado.
Se dice que la protección del valle de Colima se da gracias al abuelo, quien a su vez es resguardado por un guardián en forma de árbol y que es de los puntos mas cercanos que los visitantes pueden tener para admirar el volcán. Es un árbol centenario que de forma casi asombrosa tiene una vista perfecta hacia el volcán y cuida el valle.
Pero también existe un referencia por demás interesante respecto a las personas mayores y es que dentro de la capital y casi en todos los establecimientos que venden artesanía para los turistas y para los propios colimenses, existe una figura de dos perros que a primera vista pareciera se encuentran danzando.

Se puede apreciar que entre los dos existe una serie de diferencias. Por un lado, tenemos a un perro con rasgos de lo que se podría presumir significado de juventud, y por otro un perro más robusto con unas rayas en la espalda y que pareciera envejecido.

La historia cuenta que el significado de dichos perros, por una parte, es un homenaje a la raza de los xoloitzcuintle, quienes son guardines y guiadores hacia el valle de los muertos, pero también el significado que tienen dichos perros es la transmisión de la sabiduría y el conocimiento por parte del perro viejo hacia el mas joven. Por ello a los buenos observadores se pueden percatar que la figura si bien, simula un danzar entre los dos perros, realmente uno se encuentra cerca de la oreja del otro, como si al oído les estuviese hablando.

El significado y la escultura es digna de considerar como un grato recuerdo del estado de Colima y si es que llegas a visitar esas tierras puede acudir al anillo periférico donde se encuentra una rotonda con ambos perros en el centro. O bien acudir a ver el original en el Museo de las Culturas de Occidente María Ahumada de Gómez.

Y tú, ¿conoces alguna historia respecto a la ciudad donde vives que tenga un significado hacia el envejecimiento?

 

Por: Erick Ángeles Preciado.

Licenciado en Gerontología.

Locutor de Conectando tu Vejez.

e.angerontologia@gmail.com