Terapia domiciliaria y no invasiva para ventilación pulmonar, ¿ofrece una nueva esperanza a pacientes con EPOC?

La EPOC es una enfermedad crónica de los pulmones que dificulta la respiración. Según la Asociación Americana del Pulmón, es la tercera causa principal de muerte en Estados Unidos y más de quince millones de personas viven actualmente con la enfermedad.

En el artículo “Association of Home Noninvasive Positive Pressure Ventilation With Clinical Outcomes in Chronic Obstructive Pulmonary Disease. A Systematic Review and Meta-analysis” publicado en JAMA, los investigadores de Mayo Clinic describen los beneficios para muchos pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) de una terapia domiciliaria y no invasiva para ventilación pulmonar, que incluye al tipo conocido como presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias , o BiPAP.

Entre los beneficios identificados por el equipo se encuentran:

  • reducción en la mortalidad
  • menos ingresos al hospital
  • menor riesgo de requerir intubación
  • menos falta de aire
  • menor cantidad de visitas a la sala de emergencia

Retención de dióxido de carbono

Muchas personas con EPOC sufren de hipercapnia, que es una retención de dióxido de carbono, el cual es un producto de desecho del metabolismo que los pulmones suelen expeler a medida que la persona respira. Esta situación puede llevar a insuficiencia respiratoria aguda y un ingreso al hospital. Uno de los tratamientos para la hipercapnia crónica es la ventilación pulmonar no invasiva, que se administra con una máquina y una mascarilla para mejorar la respiración.

Antecedentes

El Dr. Michael Wilson, neumólogo e intensivista de Mayo Clinic, dirigió el estudio que contó con el financiamiento del Organismo para Investigación y Calidad en la Atención Médica, bajo un contrato con el Centro para Práctica Basada en Evidencias de Mayo Clinic.

Si bien existe vasta evidencia para respaldar el uso en el hospital de dispositivos respiratorios, como la presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias (BiPAP), hasta ahora no se sabía cuáles eran los beneficios de enviar a la gente a casa con un equipo nuevo. Todo apuntaba a que la terapia domiciliaria podía tener beneficios, pero había una contradicción tanto en los estudios como en las pautas para saber qué era lo mejor para los pacientes“, explica el Dr. Wilson.

Metanálisis

El médico y sus colegas quisieron entonces determinar la mejor práctica y, para ello, recopilaron y resumieron todo el conocimiento médico existente sobre el tema.

A fin de conseguir su objetivo, el equipo llevó a cabo un metanálisis y combinó toda la información en existencia de:

  • Revisiones arbitradas
  • Otros trabajos de expertos sobre ensayos clínicos aleatorios relevantes
  • Estudios comparativos de observación

Menor mortalidad entre pacientes

Después de revisar más de seis mil trecientos resúmenes, los investigadores descubrieron treinta y tres estudios que evaluaban los resultados de cincuenta mil ochenta y cinco pacientes con EPOC e hipercapnia, quienes recibieron seguimiento médico durante un mes, al menos, mientras usaban la ventilación pulmonar no invasiva en casa para dormir por la noche.

El uso del dispositivo no invasivo para ventilación pulmonar, como la presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias, comparado frente a no usar ningún dispositivo mostró una relación significativa con menos mortalidad entre estos pacientes: veintinueve punto dos por ciento frente a veintidós punto tres por ciento.

El uso del dispositivo no invasivo para ventilación pulmonar también llevó a menos visitas a la sala de emergencia e ingresos al hospital, así como a tasas más bajas de intubación en los pacientes que ingresaron al hospital.

Evaluar cuidadosamente a pacientes con EPOC para saber quiénes podrían beneficiarse

Aunque parece haber algunos beneficios claros del uso de dispositivos como la presión positiva continua de dos niveles sobre las vías respiratorias; hay que tener cautela porque los estudios incluyeron varios tipos diferentes de pacientes con EPOC. Muchos de los estudios que evaluamos eran de calidad baja o media, así que todavía queda mucho por conocer acerca de la mejor configuración para las máquinas, según los distintos tipos de pacientes. Además, si bien los estudios de nuestra revisión incluyeron medidas sobre la calidad de vida, nosotros no observamos ninguna mejora, pues si bien algunos estudios mostraron mejor calidad de vida, otros no mostraron ninguna diferencia. Repito que esto señala la importancia de evaluar más cuidadosamente a los pacientes con EPOC para saber quiénes podrían beneficiarse“, comenta el Dr. Wilson.

Luego, añade lo siguiente: “Los pacientes con EPOC deben conversar con sus médicos para determinar si un dispositivo respiratorio, como la máquina para presión positiva de dos niveles sobre las vías respiratorias, sería una buena alternativa para ellos. En muchos pacientes, un dispositivo como este puede aportar importantes beneficios“.