ACTIVIDADES AFECTADAS POR VISIÓN REDUCIDA

Este tipo de trastorno, se puede presentar de manera temporal o permanente, repentina o gradualmente, y además de que las causas que lo provocan son múltiples (degeneración macular por envejecimiento, glaucoma, retinopatía diabética, cataratas, daño cerebral, etc.)

Sin duda el deterioro visual representa un desafío para los especialistas, como para quien lo padece, pues conforme más disminuido se encuentre el campo visual, más dependencia existir en el individuo para llevar a cabo diferentes actividades de la vida diaria, y en consecuente la posibilidad de presentar manifestaciones de depresión, ansiedad, aislamiento, miedo, etc.

Pueden mejorarse los resultados visuales por medio del uso de dispositivos ópticos,

intervenciones quirúrgicas y otro tipo de estrategias de acuerdo al grado de afección y causa.

A continuación enlistamos algunas de las principales actividades afectadas por la visión reducida y sugerencias de auxiliares no ópticos para mejorar la calidad de vida de quien presente este tipo de afección ocular.