Se puede morir sano y lo más tarde posible

Este libro es un oasis al final del desierto, al final del camino por recorrer en la vida.

Portada del libro La vejez ya no es lo que era.

El libro «La vejez ya no es lo que era», tiene como deseo único el «morir sanos, lo más tarde posible».

El autor, Rafael Álvarez Cordero, hace un maravilloso recuento del progreso que ha tenido la humanidad en el desarrollo de la vejez del siglo pasado al siglo XXI.

La luz, los automóviles, los aviones, la radio, la televisión, entre otros aparatos, aparecieron por primera vez a principios del siglo pasado. Los avances tecnológicos de los últimos decenios han modificado para siempre nuestra forma de vida. Todos estos cambios también han beneficiado a los adultos mayores si consideramos que la expectativa de vida en México ha evolucionado: en 1930 las personas vivían un promedio de 34 años. En 1970 el porcentaje aumentó a 61 años. En el 2000 llegó a los 74 y en 2019 se ubicó en 75.1 años.

«Este no es un libro que ofrezca recetas para rejuvenecer o fórmulas mágicas para prolongar la juventud eternamente… es un grito de optimismo, que surge espontáneamente cuando nos damos cuenta que “la vejez ya no es lo que era”, y que vivimos una época en que esta maravillosa parte de nuestra existencia puede ser mucho más saludable, más vivible y más feliz de lo que imaginábamos», dice el autor en el prólogo.

El autor es un médico cirujano amante de los libros, que le gusta escribir sobre su profesión, los avances en la ciencia, sobre la vida misma y ahora, cuando los años se le han acumulado, le interesa hablar de la vejez, «esa maravillosa época de la vida en la que se ve el mundo como desde la cima de una montaña y se aprecia el atardecer.»

Rafael Álvarez considera que este libro es apto para los adultos mayores y para los que aun no llegan a la vejez, pues pueden aprender desde ahora lo que se debe de hacer para lograr una vejez saludable, satisfactoria y feliz.

Para terminar, el autor indica que hay muchas formas de vivir:

Hay algunos que creen que vivir es solo existir y vegetan toda su vida. Van como autómatas de la oficina a su hogar y su vida transcurre entre la rutina y el hastío.

Para otros es de excesos, de no perderse nada y vivir siempre al límite.

Rafael dice que vivir es disfrutar plenamente cada día: saborear con el mismo gusto un platillo refinado y una comida sencilla; paladear tanto el agua pura como un vaso de vino; cuidar el cuerpo por dentro y por fuera; cultivar y ensanchar la mente; reír y llorar, conmoverse con lo que nos rodea. Hacer todo lo posible por «…llegar al final con una sonrisa en los labios.»

Título: La vejez ya no es lo que era.

Autor: Rafael Álvarez Cordero.

Nº de páginas: 161

Encuadernación: Tapa blanda.

Editoral: Imagia.

Lengua: Castellano.