Pacientes mayores hospitalizados con cáncer pueden tener alto riesgo de estar desnutridos

Un estudio evaluó la prevalencia de la desnutrición en diferentes grupos de edad en pacientes con cáncer e identificar asociaciones con síntomas de impacto nutricional.

Los resultados de un estudio indican que los pacientes mayores hospitalizados con cáncer pueden tener un alto riesgo de estar desnutridos y experimentar síntomas como falta de apetito y náuseas, según los hallazgos publicados en el artículo High prevalence of malnutrition and nutrition impact symptoms in older patients with cancer: Results of a Brazilian multicenter study” (Alta prevalencia de desnutrición y síntomas de impacto nutricional en pacientes mayores con cáncer: resultados de un estudio multicéntrico brasileño) disponible en la edición en internet de CANCER, una revista revisada por pares de la American Cancer Society.

Muchas personas con cáncer experimentan desnutrición, lo que puede afectar negativamente los resultados clínicos durante el tratamiento. Para estudiar el tema, Nivaldo de Pinho, PhD, MSc, del Instituto Nacional del Cáncer “José Alencar Gomes da Silva, en Río de Janeiro; y sus colegas evaluaron la prevalencia de la desnutrición en diferentes grupos de edad en pacientes con cáncer en Brasil. También examinaron los síntomas que interfieren con la obtención de una nutrición suficiente, o “síntomas de impacto nutricional“. El estudio incluyó a cuatro mil setecientos ochenta y tres pacientes con cáncer que fueron hospitalizados en noviembre de 2012 en hospitales públicos de Brasil. La edad promedio de los pacientes fue de 56.7 años.

La prevalencia general de la desnutrición fue del cuarenta y cinco por ciento, con una prevalencia: más alta en individuos de 65 años de edad y mayores (cincuenta y cinco por ciento) y una menor prevalencia en aquellos de 50 años o menos (treinta y seis por ciento).

Según los resultados del cuestionario con el que se evaluó la nutrición, los pacientes con un puntaje alto, -lo que indica una necesidad crítica de mejorar la nutrición-, tuvieron una mayor prevalencia de síntomas de impacto nutricional:

  • Sin apetito como el más frecuente (58.1 por ciento)
  • náuseas (38.3 por ciento)
  • boca seca (37.1 por ciento)
  • y vómitos (26.0 por ciento).

Los resultados destacan la necesidad de evaluar la desnutrición y los factores de riesgo subyacentes poco después de la hospitalización de los pacientes con cáncer. Esto con a fin de tomar medidas para garantizar que los pacientes tengan una nutrición adecuada.

Con estos hallazgos, podemos indicar a los profesionales que se necesita un asesoramiento nutricional intensivo a partir de los 50 años para prevenir y tratar los síntomas del impacto nutricional. Esto puede mejorar la ingesta de calorías y proteínas y prevenir la desnutrición y la pérdida de peso tan común en estos pacientes“, dijo el Dr. de Pinho.