Uso de dispositivos auditivos ¿pueden retrasar deterioro cognitivo en adultos mayores y mejorar su función cerebral?

El deterioro cognitivo se relaciona con la pérdida auditiva, que afecta a aproximadamente el treinta y dos por ciento de las personas de cincuenta y cinco años y a más del setenta por ciento de las personas mayores de setenta años. La pérdida de audición se ha identificado como un factor de riesgo modificable para la demencia.

Usar dispositivos auditivos puede retrasar el deterioro cognitivo en los adultos mayores y mejorar la función cerebral. Esto de acuerdo a la investigación de la Universidad de Melbourne presentada en el artículo “The Effect of Hearing Aid Use on Cognition in Older Adults: Can We Delay Decline or Even Improve Cognitive Function?“; (El efecto del uso de dispositivos auditivos en la cognición en adultos mayores: ¿podemos retrasar el declive o incluso mejorar la función cognitiva?). Fue publicada en la edición de enero de la revista Journal of Clinical Medicine.

Prueban los dispositivos auditivos en adultos mayores

Los investigadores de la Universidad de Melbourne probaron el uso de dispositivos auditivos en casi cien adultos de sesenta y dos a ochenta y dos años con pérdida auditiva. Los participantes fueron evaluados antes y dieciocho meses después de tener los dispositivos auditivos instalados en:

  • audición
  • función cognitiva
  • percepción del habla
  • calidad de vida
  • actividad física
  • soledad
  • estado de ánimo
  • salud médica

Después de dieciocho meses meses de uso de dispositivos auditivos, los investigadores encontraron que habían mejorado significativamente para los participantes:

  • percepción del habla
  • discapacidad auditiva autoinformada
  • calidad de vida

En particular, el noventa y siete punto tres por ciento de los participantes en este estudio mostraron una mejoría clínicamente significativa o estabilidad en la función ejecutiva en su capacidad mental para:

  • planificar
  • organizar información
  • iniciar tareas

Las mujeres, en particular, mostraron mejoras significativas en la memoria de trabajo, utilizada para el razonamiento y la toma de decisiones, así como la mayoría de las otras funciones cognitivas evaluadas.

Otros resultados

El estudio también encontró que un uso más frecuente de dispositivos auditivos se asociaba con mayores mejoras en la función cognitiva, y las mujeres eran mucho más diligentes al usar los dispositivos que los hombres.

La profesora asociada de la Universidad de Melbourne e investigadora principal del estudio, Julia Sarant, informa que la mejora en la función cognitiva es algo que generalmente no se observa en los adultos mayores.

Comentarios finales

Existen tratamientos exitosos para la pérdida auditiva, pero actualmente no existe un tratamiento exitoso para el deterioro cognitivo o la demencia“, dijo la profesora asociado Sarant.

Esta investigación es un positivo paso en la investigación del tratamiento de los dispositivos auditivos para retrasar el deterioro cognitivo“.

Se están realizando más investigaciones para comparar los resultados cognitivos de una muestra muestra más grande con los de un grupo de comparación de envejecimiento saludable de australianos mayores con audición típica para su edad“.