Se han beneficiado a más de tres cientas sesenta y mil personas por diferimiento de pago que aplica el IMSS a préstamos a cuenta de jubilación o pensión

Un total de tres cientos sesenta y un mil setecientas un personas obtuvieron el beneficio de retención que aplica el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) al pago de los préstamos que solicitaron a una institución financiera los jubilados, pensionados y trabajadores en activo, informó el director general, Zoé Robledo.

Esta suspensión temporal de pagos a los créditos personales otorgados por instituciones financieras con las que tienen convenio el IMSS aplicará durante mayo, junio y julio, y con ello se busca apoyar a la economía de las familias de los trabajadores, ante la emergencia sanitaria por COVID-19.

Datos de depósitos

Derivado de este periodo de gracia por tres meses, del 30 de abril a la fecha se han depositado setecientos ochenta y tres millones de pesos a las cuentas bancarias de los pensionados, jubilados y trabajadores activos del IMSS.

Durante la conferencia de prensa sobre el informe de créditos, Zoé Robledo explicó que a diferencia de otras instituciones como el ISSSTE; el Seguro Social no presta dinero en el formato de créditos. Sin embargo, desde el 2012 se hicieron convenios con entidades financieras para permitir que un trabajador del Instituto, un jubilado o un pensionado, soliciten ese crédito y entonces el IMSS haga la retención.

Universo de beneficiados

Puntualizó que del universo de beneficiados:

  • tres cientos un mil novecientos ochenta y cuatro son pensionados de Ley de 1973
  • Cincuenta y tres mil trescientos ochenta y ocho son jubilados
  • Tres mil trescientos veintinueve trabajadores activos

Recordó que el acuerdo entre el IMSS, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y 42 entidades financieras tiene como propósito diferir por tres meses las retenciones que hace el Seguro Social al pago de los préstamos que han solicitado los beneficiarios.

Veíamos que en este universo, de los jubilados y pensionados en particular, son todos personas adultas mayores que forman parte muchas veces de grupos vulnerables ante el tema del COVID. Quizá era importante que si se les descontaba de este crédito los podía poner en una situación complicada, porque es dinero que necesitan en un momento como este de impactos económicos”, dijo.

Préstamos a cuenta de jubilación o pensión

El director del Instituto argumentó que el mecanismo de periodo de gracia, en primer lugar, el 30 de abril se hizo el descuento mensual por el préstamo. Ese mismo día se recibió la devolución del descuento en la misma cuenta bancaria para el pago de su pensión, jubilación o nómina. Posteriormente se aplicó el plazo del préstamo, el cual se recorrió tres meses.

Subrayó que el beneficio para pensionados, jubilados y trabajadores activos del IMSS sigue siendo exactamente el mismo: “no hay costos ocultos, no hay intereses, no hay multas, no hay recargos, no hay tampoco reportes al Buró de Crédito. Es simplemente aplazar esta retención”.

En ese sentido opinó que lo más importante para el IMSS, más allá de las cantidades que no se retuvieron, fue poder ayudar a más de tres cientos sesenta y un mil personas que “van a tener un poco más de solvencia económica en estos meses que son para todos siempre muy complicados”.