Mejor control de presión arterial podría significar menores riesgos de demencia y deterioro cognitivo

Para los adultos con presión arterial alta, un mayor control de la presión arterial al que el actualmente es considerado estándar, se asocia con menos cambios adversos en el cerebro.

Esto podría significar menores riesgos de demencia y deterioro cognitivo; según una nueva investigación documentada en el artículo “Association of Intensive vs Standard Blood Pressure Control With Cerebral White Matter Lesions“; (Asociación de control intensivo versus control de la presión arterial estándar con lesiones cerebrales de materia blanca); que fue publicada este 13 de agosto de 2019 en el Journal of the American Medical Association.

Resultados

Específicamente, el estudio de imágenes de resonancia magnética (IRM) de 449 adultos mostró que:

  • Aquellos con presión arterial alta que alcanzaron una presión arterial sistólica de menos de 120 mm Hg, conocida como control de la presión arterial “intensiva
  • Tenían una cantidad pequeña pero significativamente menor de lesiones de la sustancia blanca importantes en su cerebro. Pero una disminución ligeramente mayor en el volumen cerebral que los pacientes similares que alcanzaron el estándar actual para una presión arterial saludable de 140 mm Hg.

La gran noticia de esta investigación es que la presión arterial alta es una condición tratable; y si la trata de manera agresiva, podría tener un beneficio positivo en la cognición y la estructura del cerebro“, dijo R. Nick Bryan, MD, Ph.D ., presidente y profesor del Departamento de Medicina de Diagnóstico en la Facultad de Medicina de Dell en la Universidad de Texas en Austin. “Aunque el beneficio puede ser pequeño, es una de las pocas intervenciones impactantes relacionadas con la cognición que tenemos“.

Las lesiones cerebrales de la sustancia blanca están bien documentadas por asociarse con una mayor probabilidad o intensidad de deterioro cognitivo. Según la Asociación Americana del Corazón, la presión arterial alta se considera 130 mm Hg o más.

Prueba de intervención de presión arterial sistólica

El estudio respalda los hallazgos de otro relacionado y publicado en enero. En donde se mostró que el control intensivo de la presión arterial se asocia con menos incidentes de eventos adversos cognitivos.

Ambos estudios fueron parte de un cuerpo más grande de investigación financiada por los NIH conocida como “Prueba de intervención de presión arterial sistólica” (SPRINT, Systolic Blood Pressure Intervention Trial). Fue diseñada para determinar el valor protector de la presión arterial baja para la salud del corazón; los riñones y el cerebro. Investigaciones previas dentro de SPRINT también mostraron que el control intensivo de la presión arterial entre las personas con hipertensión está relacionado con mejores resultados en términos de riesgo de:

  • ataque cardíaco
  • insuficiencia cardíaca
  • muerte

En el estudio, los investigadores compararon las imágenes por resonancia magnética de adultos de 50 años o más. Tenian una edad promedio de 67 años; con presión arterial sistólica entre 130 y 180 mm Hg al inicio del estudio y posteriormente cuatro años después, observando por lesiones en la sustancia blanca y el volumen cerebral.

Presión arterial entre adultos más jóvenes

El siguiente paso en esta investigación es: comprender los efectos del control intensivo de la presión arterial entre los adultos más jóvenes; como los de 40 años, dijo Bryan. “Necesitamos entender qué tan agresivos deberíamos ser con el control de la presión arterial cuando estamos más temprano en el proceso“, dijo.