Mantener salud de vasos sanguíneos, podría ayudar a evitar deterioro cognitivo

La presión arterial alta puede afectar condiciones como la enfermedad de Alzheimer al interferir con el sistema de manejo de desechos del cerebro, propone una investigación realizada en ratones y publicada en Journal of Neuroscience. Por lo tanto, mantener la salud de los vasos sanguíneos podría ayudar a evitar el deterioro cognitivo.

Hipertensión

La hipertensión causa rigidez y pérdida de elasticidad en los vasos sanguíneos, lo que dificulta la eliminación de las moléculas de desecho del cerebro. Usando un modelo de hipertensión en ratones, Maiken Negergaard y sus colegas de la Universidad de Copenhague y la Escuela de Medicina de Yale estudiaron cómo la afección afecta el movimiento del líquido cefalorraquídeo y el líquido intersticial que sale de las células cerebrales.

Los investigadores rastrearon el flujo del líquido cefalorraquídeo y encontraron que los ratones hipertensos:

  • exhibían ventrículos más grandes
  • volumen cerebral disminuido
  • transporte de líquido deteriorado

Llegaron a la conclusión de que la hipertensión interfiere con la eliminación de las macromoléculas del cerebro; como la patología de la enfermedad de Alzheimer β-amiloide. Los tratamientos dirigidos a la hipertensión podrían a su vez reducir la acumulación de β-amiloide y retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer.