Flor Silvestre, una apasionada historia de amor en la época de la revolución

Flor Silvestre, (1943) es una destacada película en blanco y negro de la época de oro del cine mexicano. Una historia de un amor apasionado de dos jóvenes, que enfrenta todos los obstáculos y las diferencias sociales en un pueblo del Bajío a principios del siglo XX, en aquellos tiempos de la revolución mexicana.

José Luis, hijo de Francisco, un hacendado con carácter complicado y Esperanza, una humilde y hermosa campesina. Ambos están enamorados. Ante el rechazo familiar a su relación, deciden casarse en secreto.

Desafortunadamente don Francisco se entera de la boda, y disgustado por ello y porque su hijo se convierte en revolucionario, decide desheredarlo y lo
echa de su casa. Esto desencadena una serie de trágicos hechos que pondrán a prueba el amor verdadero y profundo de la pareja.

A pesar de todo y tras el triunfo de la revolución, la pareja parece vivir
un momento feliz hasta que José Luis, en un lamentable hecho, se ve obligado a enfrentar a unos falsos revolucionarios que secuestraron a Esperanza y a su pequeño hijo. Se trata de una historia llena de sentimientos, una película que no se puede olvidar.

La película nos muestra las diversas discriminaciones que se vivía en los tiempos de la revolución mexicana entre “los de arriba” -los ricos- y “los de abajo” -los pobres- así como hacia las mujeres. Lo que lleva a la pareja a padecer por su apasionada relación amorosa, deben superar clases sociales,  tradiciones y machismos.

Entre algunos de los temas que narra la historia se encuentra: el arrepentimiento; las consecuencias de la violenta revolución; la nostalgia; la discriminación; y el intenso amor a la tierra.

Elenco

En el elenco destacan actores que posteriormente trabajaron en otras grandes películas del cine mexicano:

  • Dolores del Río, interpretando a Esperanza
  • Pedro Armendáriz, interpretando a José Luis Castro
  • Emilio Fernández, dirigiendo e interpretando a Rogelio Torres
  • Miguel Ángel Ferriz Sr., interpretando a don Francisco