Desarrollan guía para determina a quienes sí puede beneficiar usar un organizador de pastillas

Se espera que la nueva guía ayude a quienes prescriben a comprender mejor qué salud de los pacientes podría estar en riesgo al usar un organizador. También ayudará a los pacientes y sus cuidadores a saber qué pueden pedir para ayudarlos a tomar los medicamentos según lo recetado.

Investigadores de la Universidad de East Anglia han desarrollado una guía para ayudar a quienes prescriben y farmacéuticos a decidir qué pacientes deben usar un organizador de pastillas.

La investigación previa del equipo ha demostrado que cambiar a usar un organizador puede hacer más daño que bien.

Su último estudio, publicado el 7 de agosto de 2019, revela que las farmacias están dando el doble de organizadores de píldoras que hace diez años.

Decidir quién podría beneficiarse

El investigador principal, el Dr. Debi Bhattacharya, de la Facultad de Farmacia de la UEA, dijo: “Muchas personas usan organizadores de pastillas para ayudarles a tomar el medicamento correcto en el momento correcto del día“.

El hecho de que el uso de un organizador de pastillas pueda causar daño a los pacientes parece bastante contradictorio. Pero nuestra investigación mostró que era más probable que los pacientes se sintieran mal cuando cambiaban de tomar sus medicamentos directamente del paquete a usar un organizador de pastillas. En algunos casos, las personas mayores incluso pueden terminar siendo hospitalizadas“.

Esto es probable porque cuando los pacientes habían estado tomando sus medicamentos esporádicamente, no estaban obteniendo los beneficios de salud esperadas. Por lo tanto, su médico pudo haber aumentado la dosis del medicamento para tratar de obtener el efecto deseado“.

Cuando estos pacientes fueron cambiados a un organizador de pastillas y de repente comenzaron a tomar todos sus medicamentos según lo recetado, experimentaron los efectos secundarios del medicamento“.

Con los paquetes de medicamentos habituales, si un paciente no sigue con una píldora en particular, es fácil omitirla deliberadamente. Un inconveniente para los organizadores es que el paciente no puede decir qué píldora quiere omitir, por lo que a veces dejan de tomar toda sus píldoras. Esto puede conducir a serias complicaciones de salud que no hubieran ocurrido si simplemente hubieran omitido esa tableta“.

El nuevo estudio muestra que la provisión de organizadores por parte de las farmacias se ha más que duplicado en una década. Pero los farmacéuticos no están considerando el riesgo de eventos adversos derivados del aumento repentino de la adherencia de un paciente a su medicación.

Para combatir estos problemas, el equipo de investigación desarrolló un conjunto de pautas para que los equipos de atención médica trabajen con los pacientes. Esto para decidir quién podría beneficiarse de los organizadores de pastillas; y quién podría obtener mejores resultados con otras soluciones; como botellas de medicamentos fáciles de abrir o etiquetas de colores.

Recomendaciones

La guía de ayuda para la toma de decisiones de apoyo a la medicación (MASDA, Medication Adherence Support Decision Aid) ha sido respaldada por el Royal College of Physicians y la Royal Pharmaceutical Society. Y el equipo de investigación espera que sea adoptado por el NHS.

El Dr. Bhattacharya dijo: “Hasta ahora no ha habido orientación sobre qué pacientes deberían usar organizadores de medicamentos“.

Nuestro nuevo algoritmo alienta a quienes prescriben a considerar las barreras emocionales y prácticas que podrían impedir que los pacientes tomen sus medicamentos correctamente“.

Las barreras emocionales para tomar medicamentos según lo prescrito pueden incluir cosas como si el paciente está ansioso o carece de confianza, falta de motivación o experimenta efectos secundarios no deseados. En todos estos casos, es probable que el uso de un organizador de pastillas sea inapropiado”.

Es probable que las mejores soluciones sean identificar el apoyo social para aumentar la confianza del paciente; proporcionar información sobre los beneficios de los medicamentos; acordar objetivos o incluso suspender el medicamento“.

Las barreras prácticas incluyen cosas como determinar si el paciente tiene problemas de destreza manual; discapacidad visual; o dificultad para recordar. En estos casos, usar un organizador puede ser apropiado, pero es importante buscar otras posibles soluciones“.

Estas soluciones pueden variar desde proporcionar medicamentos en botellas sin tapas a prueba de niños, usar botellas codificadas por colores o ayudar al paciente a desarrollar rutinas y recordatorios“.

Al cambiar del empaque habitual a un organizador de pastillas; recomendamos que los pacientes hablen con su médico de cabecera o farmacéutico para verificar que las dosis de sus medicamentos sean apropiadas“.

Las personas que ya están usando un organizador de pastillas sin efectos nocivos no deberían dejar de usarlo; ya que parecen ayudar a algunos pacientes a tomar sus medicamentos según lo prescrito. Es la etapa de cambio lo que parece ser el peligro“.