Depresión en adultos mayores

La depresión es un trastorno del estado de ánimo, se trata de una enfermedad grave que afecta física y mentalmente a quienes la padecen. Puede causar aislamiento, ansiedad, trastornos del sueño, pérdida del apetito y falta de interés por las actividades que anteriormente despertaban emoción.

Este trastorno está relacionado con una disminución de algunos neurotransmisores como la serotonina o la dopamina, encargados de regular las emociones.

A lo largo de la vida es normal tener sentimientos profundos de tristeza, sin embargo, cuando se convierte en algo permanente, de larga duración y que imposibilita realizar las actividades cotidianas, afectando las relaciones sociales, llevando a un estado de cansancio, aislamiento y pensamientos suicidas, se está hablando de depresión clínica, por supuesto se debe contar con el diagnóstico de un experto en el tema (personal de la salud) para poder tener el tratamiento adecuado.

 

En los adultos mayores los principales síntomas depresivos son la somatización, irritabilidad, insomnio, abatimiento funcional, y alteraciones cognitivas. Debemos tener en cuenta que se ha considerado erróneamente como parte normal del envejecimiento, sin embargo no es así, el 60 a 90% de los pacientes, mayores de 75 años que se suicidan sufren de depresión diagnosticada clínicamente; es por ello que resulta importante que el personal de salud esté capacitado para identificar de manera temprana este trastorno y así otorgar un tratamiento para evitar complicaciones; de igual forma la familia debe estar atenta a los cambios que la persona mayor pueda presentar, sobre todo después de una pérdida o un evento que haya causado un gran impacto.

 

Principales causas de la depresión en las personas mayores

  • Pérdida de su vitalidad
  • Cambios en su ritmo de vida (Jubilación, desempleo, falta de movilidad por alguna discapacidad). Pérdida de roles
  • Pérdida de personas cercanas como compañeros, pareja, amigos
  • Separación de los hijos
  • A causa de enfermedades no transmisibles
  • Falta de dinero

Tratamiento

El tratamiento es individualizado y solamente el médico especialista puede dar las indicaciones necesarias, puede consistir con la toma de medicamentos combinado con la asistencia a terapias; hay algunas otras formas de ayudar a la persona como  apoyo, sin embargo debemos tener en cuenta que se debe asistir a una valoración y seguir el tratamiento. Si sospechas que tu ser querido está pasando por un momento difícil, si identificas síntomas negativos y de larga duración, proporciónale todo tu apoyo, y brinda la ayuda necesaria.

 

Medidas de apoyo

  • Escuchar sus miedos sin minimizarlos
  • Integrarlo en actividades familiares, con personas de su edad o de diferentes edades. La familia es la principal red de apoyo ya que proporciona seguridad material y vínculos afectivos, es importante que el adulto mayor cuente con su apoyo.
  • Fomentar estilos de vida saludables (hacer ejercicio, alimentarse bien)
  • Es importante evitar el aislamiento, animando al adulto mayor a reunirse con conocidos, asistir a clubes y centros de día, platicar con vecinos y familiares.
  • La actividad física es muy recomendada para evitar la depresión, hacer ejercicios de acuerdo a sus capacidades, salir a caminar o el yoga son buenas alternativas.

 

 

Bibliografía: Instituto Mexicano del seguro social IMSS. Depresión en el adulto mayor. http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/preguntas-de-salud/depresion-adultomayor

Diagnóstico y tratamiento de la Depresión en el Adulto Mayor en el Primer Nivel de Atención. México: Secretaria de Salud. 2011. http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/194_GPC_DEPRESION_AM/GPC_DEPRESION_ADULTO_1er_NIV.pdf

Mental Health America. ¿Qué es la depresión? https://www.mhanational.org/que-es-la-depresion