Cambios posturales y movilizaciones para adultos mayores en cama

Los cambios posturales, en el paciente encamado y con movilidad escasa o nula, ayudan en gran medida a aliviar la presión que se ejerce entre la protuberancia ósea y la superficie de la cama, haciendo de estos cambios posturales; necesarios para evitar la aparición de UPP.

Cambios posturales en cama

Una de las herramientas que te pueden ayudar para ayudarte sobre los cambios posturales es el reloj postural

Los objetivos de las posiciones son:

  • Mantener el funcionamiento corporal en equilibrio de los sistemas circulatorio, respiratorio, urinario y musculoesquelético.
  • Contribuir a la exploración física.
  • Apoyar en la aplicación de algunos tratamientos.
  • Favorecer el estado anímico del individuo.

A continuación, te explicamos 3 de las principales posiciones que se deben realizar en pacientes encamados, es importante mencionar que cada una de estas posiciones tiene sus propias variaciones.

¡No olvides cuidar tu postura al realizarlos!

 

  • Se trata de la colocación del paciente boca arriba.
  • Para ello, situaremos un cojín debajo de la cabeza. Se recomienda poner otro cojín delgado debajo de las rodillas. Para que los pies no queden muy extendidos, se puede poner otro cojín al final de los mismos.

 

  • La cabecera de la cama debe estar a una posición con un ángulo de entre 45°- 60° de manera que la persona quede medio sentada. Debajo de las piernas podemos colocar una almohada para que las rodillas hagan un poco de flexión.

 

  • Situar a la persona de costado (izquierdo o derecho e ir alternando). Colocar una almohada debajo de la cabeza y otra detrás de la espalda para que el cuerpo quede apoyado y con una leve inclinación.
  • Podemos situar un cojín entre las piernas para evitar rozamiento y flexionar levemente la pierna superior.
  • Colocar los pies en un ángulo recto para impedir la flexión plantar.

 

 

POR:

Equipo Longevitta.com

 

Te puede interesar:

RELOJ POSTURAL: LA IMPORTANCIA DE SU USO