Comunicación, apoyo y autocuidado, críticos para que cuidadores reduzcan angustia

El conflicto dentro de las familias puede ser estresante y confuso y puede generar sentimientos de tristeza. En muchos casos, una parte necesaria de la dinámica familiar y es increíblemente común. Una nueva investigación de la Universidad de Missouri destaca cómo los cuidadores pueden mejorar para manejar los conflictos familiares mientras se enfrentan a la muerte de un ser querido.

Jacquelyn Benson
Jacquelyn Benson

Jacquelyn Benson, profesora asistente de desarrollo humano y ciencias de la familia, descubrió que la autonomía es una tensión central en el cuidado al final de la vida. Ella sugiere que los cuidadores puedan utilizar varias estrategias, incluida la comunicación, el apoyo formal y el autocuidado emocional, para abordar los conflictos familiares.

El conflicto es estresante, todos lo sabemos“, dijo Benson. “Sin embargo, también es necesario y puede conducir a un cambio positivo. Espero que estos hallazgos inspiren formas alternativas de pensar sobre el conflicto familiar cuando se trata de la toma de decisiones al final de la vida“.

Entrevistas con cuidadores

Benson y su equipo analizaron los datos proporcionados originalmente por los participantes cuidadores de un ensayo clínico. Observaron específicamente las entrevistas de los cuidadores que atendían activamente a un ser querido en cuidados paliativos para estudiar cómo los cuidadores discutían un conflicto relacionado con el cuidado.

El tema central que surgió de los datos fue el de la autonomía. A lo largo de los datos, Benson descubrió que las luchas sobre quién tenía el control era una característica común en la mayoría de los conflictos y tensiones que discutían los cuidadores.

Un cuidador describió esta tensión en términos simples, diciendo que la insistencia de su padre en permanecer independiente era “una carga“. Cuando la lucha de su padre por permanecer autónoma disminuyó, su carga de cuidado disminuyó. En otro ejemplo, un cuidador que atiende a su cónyuge sintió que los hermanos de su esposo no apreciaban la gravedad de su estado de salud; y el nivel de cuidado que él requería. Esto generó tensión cuando se tomaron las decisiones de cuidado.

Resultados

Nuestros hallazgos resaltan cómo los cuidadores experimentan y manejan los conflictos familiares“, dijo Benson. “Evitar conflictos por completo no es la respuesta porque es un objetivo poco realista. En cambio, los cuidadores deberían tener conversaciones con el personal de hospicio sobre formas en que pueden mejorar su experiencia de cuidado comunicando sus necesidades; y preocupaciones con la persona que están cuidando y con otros miembros de la familia“.

Por ejemplo, aunque el personal de cuidados paliativos y las enfermeras pueden no ser testigos de un conflicto abierto relacionado con el cuidado; pueden ser testigos de las reacciones de los cuidadores que son síntomas de conflicto familiar. Esas observaciones pueden conducir a conversaciones que minimizarán la angustia psicológica y minimizarán el conflicto.

Relatos de conflictos familiares en la atención domiciliaria: el papel central de la autonomía para la resistencia informal de los cuidadores“; se publicó en el Journal of Family Nursing. Otros autores en el estudio fueron Debra Parker Oliver y Karla Washington de MU y George Demiris de la Universidad de Pennsylvania. Esta investigación fue apoyada en parte por el Instituto Nacional de Enfermería de los Estados Unidos.