Adultos mayores se distraen menos con información negativa

Un nuevo estudio muestra que, en comparación con los adultos más jóvenes, los adultos mayores se ven menos atraídos por la información negativa, incluso desde en las primeras etapas de atención.

Los investigadores de la University of Southern California (USC, Universidad del Sur de California) analizaron la “ceguera inducida por la emoción“. Esto se refiere a las distracciones causadas por estímulos emocionalmente excitantes. En cuatro experimentos utilizando una secuencia de imágenes presentada rápidamente, examinaron cómo los adultos mayores priorizan la información emocional. Descubrieron que tanto los adultos jóvenes como los mayores demostraron una ceguera inducida por la emoción. Pero los adultos mayores estaban más distraídos por la información positiva y menos distraídos por la información negativa. Los resultados fueron publicados en Emotion .

Lo que hace que nuestros nuevos hallazgos sean sorprendentes es que encontramos evidencia del efecto de positividad a un nivel de atención tan temprano“; dijo la autora principal, Briana Kennedy, académica posdoctoral en el Laboratorio de Emoción y Cognición de la Facultad de Gerontología Leonard Davis de la USC.

Los adultos mayores y los jóvenes se distrajeron de manera diferente por las mismas imágenes negativas que aparecieron por solo una fracción de segundo“, explicó Kennedy. “Los adultos mayores parecen ver su mundo con un filtro que hace que se preocupen menos por la información negativa que los adultos más jóvenes, hasta el punto de que, sin siquiera tener tiempo para pensar y reflexionar sobre lo que están viendo, le prestan menos atención“.

Efecto de positividad en la atención temprana

Los estudios han demostrado que, en comparación con los adultos más jóvenes; los adultos mayores tienden a favorecer más la información positiva que la información negativa en su atención y memoria. Lo que no ha quedado claro acerca de este “efecto de positividad” observado durante mucho tiempo, es en qué etapa afecta el procesamiento cognitivo y su influencia en el procesamiento de otros estímulos que aparecen al mismo tiempo.

A los participantes en el estudio de la USC se les mostró una serie de imágenes de paisajes que se mostraban rápidamente. También se les asignó la tarea de orientar correctamente una imagen girada. Esas imágenes se puntuaron con imágenes irrelevantes, positivas o negativas que aparecieron poco antes de la imagen girada. Las imágenes positivas incluyeron: bebés o parejas felices; mientras que las imágenes negativas incluyeron situaciones inquietantes o amenazantes como: un hombre que se acerca a una mujer con un cuchillo.

Tanto los adultos mayores como los jóvenes fueron menos precisos al identificar la imagen rotada del paisaje después de estos “distractores emocionales“. Sin embargo, en comparación con los adultos más jóvenes, los adultos mayores estaban menos distraídos por las imágenes negativas y más distraídos por las positivas. Lo que sugiere que un sesgo selectivo hacia la información positiva ocurre temprano en el procesamiento visual de los adultos mayores.

Lo emocionante de este efecto es la rapidez con que se presentan las imágenes: solo son cientos de milisegundos que estas imágenes están en la pantalla“, dijo Kennedy. “Esto nos permitió medir los primeros niveles de cognición y ver cómo algo que es emocional puede alterar nuestra percepción y conciencia de las cosas que vienen después“.

Atención temprana

En estudios anteriores sobre la emoción, que involucran tareas de atención y memoria en su mayoría con un ritmo más lento; los adultos mayores vieron y recordaron mejor las imágenes positivas que las negativas. Los investigadores querían determinar si eso sucede en la atención temprana; y descubrieron que incluso cuando las imágenes se presentaban rápidamente, los adultos mayores estaban más atraídos por las imágenes positivas que por las negativas.

Estos adultos mayores realmente no tienen tiempo para reflexionar y pensar demasiado acerca de algo positivo o negativo cuando los observan en parpadear tan rápido en la pantalla“, explicó Kennedy. “Los adultos mayores tienen una especie de filtro activo cuando miran las cosas: ordenan las cosas que son positivas; descartando a las cosas que son negativas en comparación con los adultos más jóvenes“.

La investigación sobre “distracción por emoción” puede ayudar a los adultos mayores y jóvenes

Los investigadores mencionan que las implicaciones más obvias de la investigación implican aprender cómo comunicar mejor la información a los adultos mayores. Kennedy señaló que el uso de imágenes positivas puede conducir a campañas publicitarias más exitosas dirigidas a una población con una mayor edad.

Mientras que los adultos más jóvenes pueden prestar una atención especial a la información que tiene un giro negativo; los adultos mayores pueden en cambio reservar su dar mayor atención para algo más positivo“, dijo. “Al comprender cómo los adultos mayores cambian su prioridad por la emoción; podemos entender mejor la forma en que el cerebro, particularmente nuestra atención, cambia con la edad“.

Resultados

Los autores del estudio creen que sus resultados pueden ayudar a comprender qué estrategias están utilizando los adultos mayores para dar prioridad a lo positivo y descartar lo negativo. Lo que en última instancia conduce a un tratamiento más efectivo para las personas que luchan con el trastorno de estrés postraumático (PTSD, post-traumatic stress disorder) o la ansiedad.

Si podemos comprender mejor el filtro de los adultos mayores o el mecanismo de prioridad para las cosas que son positivas; que también hace que se preocupan menos por las cosas que son negativas; podría ayudar a identificar estrategias que otras personas pueden usar para superar las experiencias negativas“, dijo Kennedy.