Entrenamiento de resistencia beneficia a adultos mayores, incluso cuando se realiza sólo una vez a la semana

Según una investigación se demuestra que existen mejoras en la salud, los valores sanguíneos, fuerza muscular y bienestar mental cuando personas mayores de 65 años realizan un entrenamiento de resistencia y los beneficios se producen incluso cuando algunas personas entrenan tan solo una vez por semana.

Encontramos que las personas que estaban cerca de tener presión arterial alta; colesterol alto; glucemia alta; o niveles altos de inflamación mejoraron más después de nuestro programa de entrenamiento de 9 meses. Entrenar dos o tres veces por semana no brindó un mayor beneficio en estas personas“, afirma el Dr. Simon Walker, de la Facultad de Ciencias del Deporte y la Salud de la Universidad de Jyväskylä.

Las agencias internacionales y nacionales abogan por realizar un entrenamiento de resistencia al menos dos veces por semana para todas las edades. De acuerdo al estudio el entrenamiento más veces por semana fue ventajoso para otras cuestiones como el desarrollo de la fuerza máxima, el crecimiento muscular y la pérdida de grasa.

Pero para otras medidas que son importantes para las personas mayores, como la capacidad para realizar actividades de la vida diaria, una vez por semana parecía suficiente. La fuerza muscular que se necesita para llevar bolsas de la compra, subir y bajar las escaleras y sentarse en un inodoro puede mejorarse con el entrenamiento de fuerza”, dice Walker.

La formación también beneficia el bienestar general

En el estudio “Strength Training Improves Metabolic Health Markers in Older Individual Regardless of Training Frequency“; (El entrenamiento de fuerza mejora los marcadores metabólicos de salud en personas mayores independientemente de la frecuencia de entrenamiento) se explica que el envejecimiento se asocia con disminuciones en los niveles de actividad física. Una vez que los adultos alcanzan la edad de 65 años, solo el 33% (de un pico del 55%) de la población cumple con la cantidad recomendada de ejercicio aeróbico.

En el estudio el bienestar general, fue evaluado a través de medidas psicológicas, también mejoró durante el período de entrenamiento de 9 meses. Del mismo modo, no hubo diferencias reales entre los individuos que entrenaron solo una o dos o tres veces por semana. Los investigadores descubrieron que era muy importante que las personas mejoraran su bienestar psicológico y la motivación para hacer ejercicio durante el período de estudio; ya que eran las personas que seguían entrenando regularmente, incluso después de que el estudio hubiera terminado. Los investigadores están dispuestos a señalar que sus estudios muestran la importancia del entrenamiento de resistencia para adultos mayores; se puede recorrer un largo camino, aun cuando sea una vez por semana.

Necesitamos recordar que estas personas entrenaron duro y de manera segura cuando estuvieron con nosotros. Supervisamos cada sesión de entrenamiento de cerca; asegurándonos de que utilizaron la técnica correcta; y también nos aseguramos de que siempre intentaron mejorar sus cargas de entrenamiento en comparación con la capacitación anterior“, añadió Walker .